GOB BC

martes, 17 de mayo de 2016

PROMOVERÉ QUE EL ESPACIO MÍNIMO QUE LOS FRACCIONADORES DESTINEN A PARQUES Y JARDINES EN EL ESTADO, NO SEA MENOR AL 5 POR CIENTO DE LA SUPERFICIE VENDIBLE: CLAUDIA AGATÓN.



QPBC. ENSENADA, BAJA CALIFORNIA A 17 DE MAYO DEL 2016.- En su recorrido por las colonias Morelos uno y dos, la candidata a diputada Claudia Agatón, abanderada del PRI, PT, PVEM y Nueva Alianza, respondió a la petición de más áreas verdes y parques para la distracción de los niños y de áreas deportivas para los jóvenes.
En este sentido la aspirante a legisladora recordó que en la Ley de Desarrollo Urbano del Estado de Baja California establece que la ordenación y regulación de los asentamientos humanos debe mejorar las condiciones de vida de la población respetando entre otras áreas a las reservas ecológicas, parques nacionales, monumentos naturales, parques urbanos, zonas sujetas a conservación ecológica. Y también establece que la responsabilidad de reglamentación del uso y conservación de los parques urbanos corresponde a los Ayuntamientos.
En este sentido y siendo respetuosa de las obligaciones y facultades de los ayuntamientos “vamos a promover una reforma a este ordenamiento jurídico para que el espacio mínimo que los fraccionadores destinen a parques y jardines en el estado, sea una superficie no menor al 5 por ciento de la superficie vendible, sin contar camellones o avenidas enjardinadas”, dijo Claudia Agatón.

También recordó en este ámbito, que la Ley General de Bienes del Estado de Baja California, prohíbe dar un uso distinto a parques y jardines que pasen de la administración del fraccionador a los Municipios, por lo que la enajenación de estas áreas no debe permitirse y por el contrario debe ser sancionado.

Esto es muy importante porque desde un enfoque social, las áreas verdes son importantes para las comunidades porque ofrecen espacios de recreación y esparcimiento. Y además porque  las áreas verdes urbanas mejoran el aire, el agua y los recursos del suelo al absorber contaminantes del aire, incrementar las áreas de captación y almacenamiento de agua, y estabilizar los suelos. También actúan como amortiguadores de la temperatura y son reductores de la contaminación por ruido y los niveles de CO2.