GOB BC

martes, 9 de febrero de 2016

Confidencial Político: “LE FALLÓ A GUAKIL”

Por Enrique Méndez / Bibi Gutiérrez
A unos días de revelarse los nombres del PRI a diputaciones y las cinco alcaldías de la entidad, donde avasalla la zozobra es en Tijuana, luego de que le falló al “profeta”, DAVID SAÚL GUAKIL, su augurio en el sentido de que este lunes 8 se publicaría la convocatorio con “el lineazo” definiendo las figuras de los aspirantes tricolores a contender el domingo 5 de junio.
Por lo pronto, el desesperado priísta, que fue secretario de Desarrollo Social en el gobierno del corrupto CARLOS BUSTAMANTE ANCHONDO, deja en claro que no trae las canicas que afirma tener en la bolsa y con ello, si le va bien, al parecer tendrá que conformarse con una de las delegaciones federales que pronto se ofertarán.
Los que se sienten sabedores de la verdad dentro del tricolor, esperan que sea el diputado RENÉ MENDÍVIL, quien encabece la batalla para evitar que el Partido Acción Nacional, el Movimiento de Regeneración Nacional o alguna otra alternativa electoral, arrebaten el 22 ayuntamiento al PRI.
Del otro mencionado como posible candidato a la alcaldía tijuanense, CARLOS BARBOZA, se tiene conocimiento que tiene apuntadas sus baterías rumbo a Playas de Rosarito, con la misión de coordinar la campaña de LAURA TORRES, a fin de garantizar el triunfo sobre quien postule el PAN, que se supone es el fuerte para seguir en el ayuntamiento de esa ciudad.
De acuerdo a esto, poco se avanzará en tanto se no defina la alianza por ejemplo, con el Verde Ecologista y el PT, a fin de que se dé a conocer la jugada colectiva final.
Incluso, MANLIO FABIO BELTRONES, trabaja en la posibilidad de que a nivel nacional haya un “amarre” con el Partido Nueva Alianza y en Baja California, el líder estatal del tricolor CHRIS LÓPEZ, hace lo suyo para una posible coalición con el Partido Estatal de Baja California y posiblemente alguno más.
Sera hasta entonces que la incógnita desaparecerá y a partir de entonces, “a la guerra”, colocarse penachos, pintarse rayas en la cara y a armarse con arcos, flechas, dagas y hasta hachas.
Así es que, como decía “Clavillazo”, la cosa es calmada.