GOB BC

domingo, 21 de febrero de 2016

CAE SICARIO MATA POLICIAS GENTE DEL HERMANO DE "EL TEO"

Trabajó con el hermano de Teodoro García Simental, alias “ElTeo”.



 
QPBC TIJUANA, B.C., A 17 DE FEBRERO DEL 2015.- La Subprocuraduría de Zona Tijuana a través del Grupo de Aprehensiones de la Policía Ministerial del Estado, aseguró a un hombre  que contaba con un mandato judicial por su probable responsabilidad en el delito de homicidio calificado en contra de tres oficiales de la policía municipal de Tijuana.

Gracias a la coordinación entre la Procuraduría de Baja California y  las autoridades penitenciarias del Centro Federal de Readaptación Social, CEFERESO NO. 12 en Guanajuato. 

Es que se tuvo conocimiento de que Raúl Manuel Sauceda Beltrán, alias “El Charol”, quien estaba internado en ese centro penitenciario, e iba a recobrar la libertad, pero contaba con una orden de aprehensión en Tijuana por los delitos de homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa, delincuencia organizada y daño en propiedad ajena intencional, dentro de la causa penal 201/2011 radicada en el Juzgado Octavo de lo Penal de este partido judicial de Tijuana.

De acuerdo a la información que consta en actas esta persona trabajaba de puntero con el de apodo “El Chiquilin”, quien es hermano de Teodoro García Simental, alias “El Teo”, siendo su función principal la de vigilar los movimientos que realizaran las diferentes corporaciones policiacas, ganando la cantidad de 400 dólares a la semana.

Tal es el caso que el 18 de septiembre de 2009 en compañía de cinco sujetos más llegaron a un local comercial denominado Oxxo, ubicado en la calle Lluvia y Paseo Playas de Tijuana, disparando en contra de tres oficiales de la Policía Municipal, los cuales perdieron la vida en dicho ataque. Los oficiales caídos eran: Arturo Flores Espinoza, Napoleón García Pérez y Marcos Samuel Kuk Sierra.


Por lo anterior Raúl Manuel Sauceda Beltrán fue trasladado del estado de Guanajuato a Tijuana en donde los agentes ministeriales cumplimentaron la orden de aprehensión en su contra y lo pusieron a disposición del Juez Octavo de lo Penal, quien determinará su situación jurídica. Quedando internado en el Centro de Reinserción Social de La Mesa en Tijuana.