GOB BC

domingo, 27 de septiembre de 2015

"Donde no hay respeto por los derechos humanos, no hay confianza en la autoridad. Donde no hay confianza en la autoridad, no puede haber seguridad pública"

POLICIA DE TIJUANA MINTIO A LOS TIJUANENSES   CON ANUENCIA DEL SECRETARIO DE SEGURIDAD PUBLICA ALEJANDRO LARES VALLADARES



EL HOMBRE QUE FUE ASESINADO POR UN POLICIA DE LA SECCION TURISTICA,  ERA DE SAN DIEGO Y NADA TENIA QUE VER CON LOS LADRONES DE AUTOS QUE PERSEGUIAN COMO LO QUISIERON HACER CREER PARA ENCUBRIR EL HOMICIDIO.

Por Fausto Martínez
QPBC TIJUANA (Zona en Guerra).- Es inaceptable e indignante que se manche de esa manera y se use  toda una institución policiaca para tratar de engañar a los tijuanenses me
diante un masivo “comunicado oficial” de prensa, que se distribuyó a todos los 
medios de comunicación de Tijuana, el día  20 de julio del año en curso.

Obviamente con  el Aval del Secretario de Seguridad Publica de Tijuana (máxima autoridad 
de la policía),  papel que le confió el alcalde Jorge Astiazaran al señor Alejandro Lares Valladares, merece un severo castigo o ser removido INMEDIATAMENTE de su puesto 
por pérdida de confianza y credibilidad ante la misma sociedad.
En este caso el único que puede decidir tal efecto es el mismo doctor presidente Jorge Astiazaran


Este tema es delicado debido a los protagonistas, me refiero a los titulares de la policía municipal de Tijuana que en este caso son Alejandro Lares Valladares como Secretario y el director operativo Omar Green de la Cerda.
Mismos que tuvieron por obligación, total conocimiento de los hechos que los elementos policiacos dieron a conocer en su parte informativo y donde nunca se menciona ningún tipo de armas de fuego, modelos, menos las series, con las que fueron supuestamente atacados los policías municipales.

El asunto es que hubo confabulación para encubrir ante la ciudadanía el homicidio por “error” que cometió el policía municipal de la sección turística Rogelio Valenzuela, en contra del SrJuan Manuel Ayala Torres de 48 años de edad residente de San Diego Ca., mismo que falleció en el hospital General de esta ciudad a causa de varios impactos de bala. 

El mismo día de los hechos que sucedieron en la av. internacional y zona norte de la delegación centro de esta ciudad a donde habría acudido el hoy occiso con la idea de comprar droga a la que era adicto.

Ahora después de 2 meses se sabe que vivía en San Diego y que vino a Tijuana de visita, pero ese día se encontraba en los departamentos donde la policía llego a buscar para detener a los sospechosos que venían siguiendo desde el frac. Soler  por robo de auto.

Mismos que minutos antes se habían accidentado abandonando el vehículo en la av. Internacional a la altura de la Zona Norte para salir corriendo rumbo a esos departamentos para esconderse.

 El oficial de policía Rogelio Valenzuela entro a los departamentos en búsqueda de los sospechosos encontrándose de frente en un pasillo con la victima Juan Manuel Ayala Torres.

Comenta el Coordinador de la Procuraduría de Investigaciones Especiales de la PGJE,  Miguel Ángel Guerrero Castro,-   “ahí fue la confusión ya que el oficial al encontrarse con él en el pasillo de los departamentos, miro que traía algo en la mano “le dijo párate”, el señor se puso nervioso,  el agente Rogelio Valenzuela pensó que era un arma y procedió a disparar hiriendo de Muerte a Juan Manuel Ayala Torres.

Continua diciendo que es una investigación que sigue abierta, no es un asunto que esté cerrado, independiente mente que a la fecha el agente de la policía municipal involucrado no se encuentre detenido, por que hasta ese momento del termino de las 48 horas el MP estaba en espera de toda la resolución, de las cuestiones, periciales, testimoniales y el procedimiento indicado.
Pero la averiguación previa aún se encuentra en su etapa de investigación no se ha eximido de ninguna responsabilidad al oficial  ya que  será el MP el que decida si hubo elementos o no, para el actuar del policía o si hay elementos para ejercitar acción penal y ya en su momento que un juez penal considere si hubo responsabilidad o un exceso por parte del policía municipal se libera la orden de aprehensión. Finalizó el Lic. Miguel Ángel Guerrero Castro.
Ante estas reveladoras declaraciones reafirmamos, que el comunicado de prensa emitido mañosamente por la oficina de comunicación de la SSPM y que fue redactado “minuciosamente” para hacer creer a nuestros lectores, “que la víctima era parte de la banda de roba autos que perseguían, que apunto con un arma al agente  Rogelio Valenzuela  y que por eso lo mato”.

Es  una VIL MENTIRA, y un mal intento de “armar el cuadro”, que exhibe la forma tan deshonesta y falta de ética, con que se maneja la SSPM de Tijuana por parte de los encargados responsables de brindar la seguridad a los tijuanenses.

Porque queda claro que esta “genial mentira” fue orquestada en el seno de la  propia SSPM, para tratar de abortar, minimizar u ocultar, el escándalo del homicidio imprudencial que cometió el policía Rogelio Valenzuela de la sección turística, que no supo controlar el nivel de estrés, que genera una situación crítica, de esa naturaleza provocándole la muerte al Sr. Juan Manuel Ayala Torres….  Por error.

Sin duda un tema preocupante que le debería interesar al alcalde Jorge Astiazaran Orcí.

Anexamos el indignante comunicado original que lamentablemente fue publicado en la mayoría de medios de comunicación. Claro está por la confianza a la institución de buena fe que representa la SSPM.

“Subrayamos de negro el nombre de la víctima para que note cómo se maneja su nombre en todo el comunicado y las falsedades que le pusieron ”.

Policías municipales repelieron dos ataques armados


Juan Torres Ayala encañonó a oficiales que lo perseguían por robar un auto
Galdino Abundiz Castrejón atacó a los uniformados con arma punzocortante

Oficiales de la Policía Municipal se vieron obligados a repeler dos ataques armados, ayer. El primero lo realizaron tres individuos con dos armas de fuego pero uno sufrió heridas mortales y dos están detenidos, a disposición de la autoridad investigadora.



Tijuana BC a 20 de Julio 2015.- En el primer caso se trató de Juan Torres Ayala, de 47 años de edad, quien tenía antecedentes penales por robo en distintas modalidades y narcomenudeo en Playas de Tijuana y Zona Centro, además de múltiples detenciones por faltas al Bando de Policía y Gobierno.

Galdino Abundiz Castrejón, de 39 años, protagonista del segundo incidente, fue denunciado por su hermano cerca de las 19:00 horas, debido a que golpeó a su propia esposa en el domicilio conyugal ubicado en la colonia México Lindo.

Torres Ayala y sus cómplices Jorge Alberto Ramos Blanquet y Cristian Antonio Zamudio Mascada, también asegurados, robaron un Honda gris en el fraccionamiento Soler, alrededor de las 11:15 horas.

Tras la denuncia del propietario intervinieron oficiales del distrito Playas de Tijuana, quienes vieron el vehículo enfilar hacia la avenida Internacional, rumbo a la Zona Centro, e indicaron al conductor que se detuviera.

Como respuesta uno de los fugitivos disparó dos veces contra la patrulla. Se activó entonces el Plan Alfa, para que unidades y personal operativo de la Zona Centro bloquearan las vialidades cercanas e impidieran que escaparan.

Poco después el auto fue detenido en avenida Internacional casi esquina con Niños Héroes, luego de chocar con el muro de contención y con una pick up particular.

Los tripulantes trataron refugiarse en casas cercanas pero al verse en riesgo de ser capturado, Torres Ayala amagó con disparar contra los oficiales.

Éstos utilizaron comandos verbales para que bajara el arma y la arrojara al suelo. Ante la respuesta negativa, y la amenaza real e inminente contra su integridad física, pues los delincuentes ya les habían disparado durante la fuga, uno de los policías utilizó su arma de cargo para defenderse.

(Torres Ayala resultó herido y expiró mientras era trasladado al Hospital General).

Jorge Alberto Ramos Blanquet también intentó abrir fuego contra los policías municipales  con un arma calibre .380, pero él si acató las indicaciones de rendirse sin poner mayor resistencia.

Tanto él como el arma y su cómplice Cristian Antonio Zamudio Mascada están a disposición del agente del Ministerio Público.

Por su parte Galdino Abundiz Castrejón, de 39 años, fue denunciado por su hermano Jonathan Alberto porque golpeó a su propia esposa, en una vivienda ubicada en la colonia México Lindo.

Ante la solicitud del reportante, oficiales del distrito Los Pinos intentaron asegurar al agresor para llevarlo ante el juez municipal, sólo que Galdino se abalanzó contra ellos empuñando un cuchillo.

Primeramente los uniformados trataron de neutralizarlo con las técnicas policiales, pero al estar su vida en peligro inminente uno de ellos accionó su arma.

Galdino fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja y hospitalizado, con custodia policiaca, en espera de la determinación del representante social.

Nótese la forma en que dan a conocer dos notas de dos diferentes casos y la integran en una sola resaltando el ataque a los oficiales de policía.

Poniendo el nombre de la víctima como “el atacante” desde el principio. 

Sin duda un perverso intento por desvirtuar la verdad, se plasmó en la redacción de este comunicado oficial, emanado de la SSPMT para proteger la imagen del Secretario y de la propia secretaría.


Cabe destacar que aquí se puede encuadrar fácilmente la confabulación de servidores públicos para encubrir un homicidio.
Dan pena ajena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario