GOB BC

viernes, 18 de marzo de 2016

Autonomía administrativa propone Ruvalcaba para el ORFIS

Ello implica que se adicione un porcentaje del Presupuesto de Egresos del Estado para garantizar que las asignaciones no dependen de la aprobación de los poderes Ejecutivo ni Legislativo



Mexicali, 17 de marzo de 2016.- Para garantizar autonomía administrativa al Órgano de Fiscalización Superior del Estado (ORFIS), el coordinador de la Fracción Parlamentaria del PRI, David Ruvalcaba Flores propuso reformas al artículo 90 de la Constitución del Estado Libre y Soberano de Baja California y artículo 108 de la Ley de Fiscalización Superior de los Recursos Públicos para el Estado.

Lo anterior fue propuesto en el pleno del Congreso del Estado determinándose que se le otorgue autonomía presupuestal al ORFIS, y que en el cumplimiento de ese derecho se adicione un porcentaje del Presupuesto de Egresos del Estado, para garantizar que las asignaciones no dependen de la aprobación de los poderes Ejecutivo ni Legislativo.

Por lo anterior, el diputado David Ruvalcaba propone, primero, que se reforme el artículo 90 de la Constitución del Estado Libre y Soberano de Baja California, para quedar como sigue:

“Para satisfacer los requerimientos que implica el ejercicio de la función pública encomendada y garantizar su independencia económica, el Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Baja California, ejercerá con sujeción a las disposiciones aplicables su presupuesto de egresos aprobado, el cual se determinará anualmente, contando con un porcentaje que no podrá ser menor al 0.50 % al millar ni mayor al 1.0 % al millar del total del Presupuesto de Egresos del Estado de Baja California aprobado para cada ejercicio fiscal”.

En segundo lugar, el artículo 108 de la Ley de Fiscalización Superior de los Recursos Públicos para el Estado se modificaría para quedar como sigue:

ARTÍCULO 108.- El Órgano de Fiscalización elaborará su proyecto de Presupuesto de Egresos anual que contenga, de conformidad con las previsiones de gasto, los recursos necesarios para cumplir con su encargo, el cual será remitido por el Auditor Superior al Congreso, a través de la Comisión, para su inclusión en el Proyecto de Presupuesto de Egresos del Estado.

El Órgano de Fiscalización ejercerá con sujeción a las disposiciones aplicables su Presupuesto de Egresos aprobado, el cual se determinará anualmente, contando con un porcentaje que no podrá ser menor al 0.50 % al millar ni mayor al 1.0 % al millar del total del presupuesto de egresos del Estado de Baja California aprobado para cada ejercicio fiscal.

El legislador que Coordina al Grupo Parlamentario del PRI, presentó la propuesta también a nombre de los diputados del PT, PVEM y PES, que están de acuerdo con el espíritu de esta iniciativa.

Ruvalcaba Flores observa que la fiscalización del gasto público constituye un instrumento de gran utilidad para que cualquier gobierno haga un mejor uso de los recursos; “es una inversión con alto rendimiento social que coadyuva a erradicar la corrupción, la cual se detona principalmente por la discrecionalidad en el ejercicio público”.

Resaltó que la labor fiscalizadora es parte indispensable de un sistema regulador en el que se debe señalar, oportunamente, las desviaciones normativas y las violaciones a los principios de legalidad, eficacia y economía en la gestión gubernamental.

De ahí que se enfoque en la atención del uso racional y eficiente de los recursos públicos y en el fomento de las mejores prácticas en los procesos gubernamentales, expresó el Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI al presentar ante el Pleno la iniciativa de reformas.

David Ruvalcaba señaló que el ORFIS debe auditar las actividades gubernamentales, sus autoridades administrativas y las diversas instancias subordinadas, y su alcance incluye a todas las entidades integrantes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Municipios, así como los Órganos Constitucionalmente Autónomos y cualquier persona moral o física que gestione recursos públicos.

De ahí que en la efectividad de la fiscalización de los recursos públicos es donde radican las bases para que la ciudadanía exija que los servidores públicos rindan cuentas de los dineros manejados y de los resultados de su actuación, expuso.

Luego recordó que a través de la legislación, las distintas fuerzas políticas establecen ciertos grados de control, injerencia o condicionamiento sobre órganos como este, que, si bien es cierto goza actualmente de autonomía técnica y de gestión para la toma de decisiones y la administración de los recursos, también debe de disponer del presupuesto suficiente para el cumplimiento de su función fiscalizadora.

Por ello consideró apremiante otorgar autonomía presupuestal al Órgano de Fiscalización para garantizar que las asignaciones no dependan de la aprobación del Poder Ejecutivo, ni del Poder Legislativo.

Para ello, es de vital importancia y notoria urgencia, realizar las gestiones conducentes, para que se otorgue a partir del ejercicio fiscal de 2017, un porcentaje del Presupuesto de Egresos del Estado de Baja California, para fortalecer el proceso de fiscalización de las cuentas públicas, con lo cual se garantice dotar al Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Baja California, de los recursos necesarios para el desarrollo de su alta atribución, concluyó.