GOB BC

jueves, 3 de diciembre de 2015

Expediente Político: Laura y Cital, el dúo perdedor……..




Por.- Alfredo Calva
Lo que faltaba, por la ingente necesidad de continuar viviendo del presupuesto y detentar poder político de dos entes como la diputada local, Laura Torres Ramírez, y el dirigente estatal de la CNC en la entidad, Javier Cital Camacho, los ha orillado a buscar un acuerdo que les permita conseguir sus fines políticos y consolidar sus ambiciones personales.
Cital Camacho, ex diputado federal y ex candidato perdedor a la alcaldía de Rosarito, se ha distinguido por su mediocridad y grisáceo comportamiento político y desempeño en los cargos públicos en los que ha laborado, como el municipio de Tijuana, o en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, durante la gestión de Raúl Plascencia.
Domesticado e impulsado por la mano de Fernando Castro Trenti, mejor conocido como ¨El Diablo¨, Cital Camacho ha transitado por la administración pública sin lograr destacar en los cargos que se le han asignado por la gracia de su mentor, hoy, como líder del sector campesino tricolor en la entidad, pretende en su onanismo mental arribar a una curul en el congreso local.
Para lograr su cometido, Cital Camacho se está acercando a dialogar con la diputada local, Laura Torres, quien anda en la búsqueda frenética de obtener a costa de lo que sea la nominación como candidata a la alcaldía rosaritense, para concretar un acuerdo que les permita en fórmula, operar para conseguir la designación a la diputación y alcaldía, respectivamente.
Torres Ramírez, a través de su gurú en política Miguel Ángel Barraza Chiquete, se ha dado a la tarea de ir denostando entre los liderazgos de las diversas colonias de Rosarito, la figura de su rival en la consecución de la nominación a la alcaldía, la ex diputada federal, Mayra Robles Aguirre, a quien acusa Barraza Chiquete, de ser deshonesta y corrupta.
Fuentes consultadas al respecto confirman lo anterior, si bien es cierto que en la guerra y la política todo se vale, la esquizofrénica ambición de Laura Torres por lograr la alcaldía rosaritense, la está conduciendo a denigrar a su oponente, situación que le puede generar un encontronazo con la beligerante Mayra Robles, y que, por los pecados que arrastra Torres Ramírez, no saldrá bien librada.
El acuerdo se encuentra en ciernes no se ha concretado, las pláticas aun no dan el resultado que anhela Cital Camacho, la mancuerna que quiere formar con la bipolar legisladora en su oligofrenia política, da como un hecho que podrá conseguir succionar de la ubre del presupuesto del poder legislativo durante tres años.
Tal vez el acuerdo llegue a fructificar, sin embargo, este de inicio guarda una seria falla, ninguno de los dos empata con la ciudadanía, ya quedo demostrado en su momento en las contiendas electorales en las que participaron los dos perdieron la elección, y el hecho que Laura Torres se encuentre viviendo del presupuesto es gracias a la estólida ley electoral que se tiene en la entidad, en la que los perdedores gozan de las mismas canonjías de quienes triunfan.
Es por ello que ambos fracasados electorales en esta ocasión deben de medir con frialdad si tienen alguna posibilidad real de lograr triunfar, pues de lo contrario, de nueva cuenta les andarán pateando el trasero sus oponentes.
Hecho que es lo más seguro.

Ironía……..
Es, que una marcha por la paz, termine en un enfrentamiento verbal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario