GOB BC

sábado, 25 de julio de 2015

EN RIESGO LA CREDIBILIDAD DE LA SSPM URGE INTERVENCION DE LA CEDH Y UNA INVESTIGACION MAS PROFUNDA.



EL Secretario de Seguridad Pública de Tijuana Alejandro Lares Valladares confía ciegamente en lo que sus elementos le informaron.
Trataron de engañar a la ciudadanía diciendo que un indigente asesinado por un policia era parte de una banda de roba autos.


QPBC TIJUANA.- En entrevista con medios de comunicación el Secretario de Seguridad de Tijuana, Alejandro Lares Valladares se mantuvo firme al decir que sus elementos si fueron agredidos a balazos por ladrones de autos y que se usó fuerza letal en uno de los ladrones de autos porque aparte de que dispararon en la persecución a los policías ya fuera del vehículo el sospechoso los amago con un arma de fuego.

QPBC.- Señor secretario tiene conocimiento que a los indiciados se les ejercitó acción penal por los delitos de robo de vehículo de motor equiparado en su modalidad de posesión y uso, robo de vehículo de motor y daño en propiedad ajena intencional, quedando ambos internados en la Penitenciaria de La Mesa a disposición del Juzgado Penal en turno.

Lares contesto “Somos respetuosos de las investigaciones de la procuraduría”.
QPBC.-  Entonces acepta que nunca se mencionó un arma de fuego en la turnación al MP y por consiguiente seria falso que fueron atacados a balazos y menos que fueran amagados con arma de fuego sus elementos como lo menciona un comunicado oficial de la SSPM.
"Si hay responsabilidad por parte del elemento policíaco, llegaremos hasta las últimas consecuencias por ese tema", mencionó.
QPBC.-  Secretario ¿usted miro físicamente o en fotos anexadas al parte informativo las supuestas armas que mencionan en el comunicado de prensa que se envió en correo masivo a los medios de comunicación para hacer creer que el indigente que murió era parte de los ladrones de autos y que los amago con un arma por lo que tuvieron que abrir fuego en su contra privándolo de la vida?
La respuesta de Alejandro Lares fue cortita   “No”.
Continua QPBC, Entonces no le pregunto el por qué no se especificó “el calibre, ni la serie”, del arma de fuego con la que el señor Torres Ayala supuestamente amenazo a los oficiales como lo manifiestan en el comunicado que enviaron,  porque simplemente no existió y esto es una mentira, la persona que murió era un indigente inocente y nunca estuvo armado como lo mencionan sus elementos en el parte informativo que le presentaron a usted.

El secretario al escuchar esto se mostró un poco contrariado y contesto con la regla num uno de la responsabilidad "nunca dudes de lo que representas" por lo que en respuesta dijo.

“Solo te puedo decir que yo confío en lo que mis elementos me informan y si hay responsabilidad por parte del elemento policíaco, que la Procuraduría finalice su investigación y si es el caso, que se aplique la Ley”.

Ante esta situación el Secretario de Seguridad se dio cuenta que alguien le está mintiendo pero no lo acepto ante los medios de comunicación.
Después escuche que comento el secretario a otros medios que existe una pistola de juguete que era la que portaba el indigente pero cuando yo lo entreviste nunca menciono eso. Extraño no?
¿Cómo la ven?

AQUÍ LAS MENTIRAS QUE SE DETECTARON EN EL COMUNICADO DE PRENSA

En el comunicado se mencionan “dos armas de fuego una de ellas 380”, “que en el trayecto de la fuga uno de los sospechosos disparo en dos ocasiones hacia los policías
Si se mencionan dos armas de fuego y la 380 es del que si se entregó   ¿dónde está y de que calibre era? la del indigente asesinado Y por qué no se especificó en el comunicado?, que debería ser la más importante por el homicidio.

Mencionan “Tres individuos con dos armas de fuego” contando al indigente asesinado.
Y vuelven a repetir “Torres Ayala y sus cómplices Jorge Alberto Ramos Blanquet y Cristian Antonio Zamudio Mascada” también asegurados, robaron un Honda gris en el fraccionamiento Soler, alrededor de las 11:15 horas.
Además “Los tripulantes trataron refugiarse en casas cercanas pero al verse en riesgo de ser capturado, Torres Ayala amagó con disparar contra los oficiales”.
Los oficiales lo conminaron “Para que bajara el arma y la arrojara al suelo”  
Y sigue el párrafo “Ante la respuesta negativa, y la amenaza real e inminente contra su integridad física pues los delincuentes “Ya les habían disparado durante la fuga”, uno de los policías “Utilizó su arma de cargo para defenderse”. Tampoco dice cuántos disparos efectuó el policía.

Menciona el comunicado que Jorge Alberto Ramos Blanquet,  “intento disparar con un arma calibre .380, pero él si acató las indicaciones de rendirse”  ¿Y LAS PISTOLAS APA? POR QUE EL JUEZ DEL MP DICTAMINO SOLO ESOS CARGOS Y NUNCA SE MENCIONA NINGUNA ARMA POR PARTE DE LA PJE?
SERIO PROBLEMA PARA LA SSPM QUE ENCABEZA LARES VALLADARES

En un análisis muy simple se puede notar pintado de rojo las repetitivas mentiras para tratar de hacer creer que el indigente era uno más de la banda de roba autos y que siempre estuvo armado “con un arma inexistente que ni el calibre mencionaron y menos el número de serie” que según ellos portaba hasta el momento que fue abatido a balazos.
¡De “siniestra” mente!, el que redacto el informe en el que se basó este comunicado ¿no lo creen así?, todo para tratar de cubrir la bronca de matar un inocente.


AQUÍ EL COMUNICADO DE PRENSA INTEGRO.

 MUNICIPALES REPELIERON DOS ATAQUES ARMADOS

Juan Torres Ayala encañonó a oficiales que lo perseguían por robar un auto
Galdino Abundiz Castrejón atacó a los uniformados con arma punzocortante
Oficiales de la Policía Municipal se vieron obligados a repeler dos ataques armados, ayer. El primero lo realizaron tres individuos con dos armas de fuego pero uno sufrió heridas mortales y dos están detenidos, a disposición de la autoridad investigadora.

En el primer caso se trató de Juan Torres Ayala, de 47 años de edad, quien tenía antecedentes penales por robo en distintas modalidades y narcomenudeo en Playas de Tijuana y Zona Centro, además de múltiples detenciones por faltas al Bando de Policía y Gobierno.

Galdino Abundiz Castrejón, de 39 años, protagonista del segundo incidente, fue denunciado por su hermano cerca de las 19:00 horas, debido a que golpeó a su propia esposa en el domicilio conyugal ubicado en la colonia México Lindo.

Torres Ayala y sus cómplices Jorge Alberto Ramos Blanquet y Cristian Antonio Zamudio Mascada, también asegurados, robaron un Honda gris en el fraccionamiento Soler, alrededor de las 11:15 horas.

Tras la denuncia del propietario intervinieron oficiales del distrito Playas de Tijuana, quienes vieron el vehículo enfilar hacia la avenida Internacional, rumbo a la Zona Centro, e indicaron al conductor que se detuviera.

Como respuesta uno de los fugitivos disparó dos veces contra la patrulla. Se activó entonces el Plan Alfa, para que unidades y personal operativo de la Zona Centro bloquearan las vialidades cercanas e impidieran que escaparan.

Poco después el auto fue detenido en avenida Internacional casi esquina con Niños Héroes, luego de chocar con el muro de contención y con una pick up particular.

Los tripulantes trataron refugiarse en casas cercanas pero al verse en riesgo de ser capturado, Torres Ayala amagó con disparar contra los oficiales.

Éstos utilizaron comandos verbales para que bajara el arma y la arrojara al suelo. Ante la respuesta negativa, y la amenaza real e inminente contra su integridad física, pues los delincuentes ya les habían disparado durante la fuga, uno de los policías utilizó su arma de cargo para defenderse.

(Torres Ayala resultó herido y expiró mientras era trasladado al Hospital General).

Jorge Alberto Ramos Blanquet también intentó abrir fuego contra los policías municipales  con un arma calibre .380, pero él si acató las indicaciones de rendirse sin poner mayor resistencia.

Tanto él como el arma y su cómplice Cristian Antonio Zamudio Mascada están a disposición del agente del Ministerio Público.

Por su parte Galdino Abundiz Castrejón, de 39 años, fue denunciado por su hermano Jonathan Alberto porque golpeó a su propia esposa, en una vivienda ubicada en la colonia México Lindo.

Ante la solicitud del reportante, oficiales del distrito Los Pinos intentaron asegurar al agresor para llevarlo ante el juez municipal, sólo que Galdino se abalanzó contra ellos empuñando un cuchillo.

Primeramente los uniformados trataron de neutralizarlo con las técnicas policiales, pero al estar su vida en peligro inminente uno de ellos accionó su arma.

Galdino fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja y hospitalizado, con custodia policiaca, en espera de la determinación del representante social.

2 comentarios:

  1. ¿A QUIEN SE PROTEGE? A LA CIUDADANIA, A LOS CRIMINALES O A LOS MALOS ELEMENTOS?, LA CIUDADANIA NO CUENTA, PORQUE NO SON ELEMENTOS DE PROTECCION, LOS DELINCUENTES PUES CLARO SON CONTRIBUENTES DIRECTOS PARA JUSTIFICAR SU TRABAJO, LOS MALOS ELEMENTOS NO EXISTEN, POR SER PARTE DE LA FAMILIA

    ResponderEliminar
  2. Calro esta que la ciudadanía no importa aquí lobque importa esbseguir engañando a la sociedad y al presidente municipal para cuidar al secretario y el presidente lo deja hacer lo que quiera la pregunta es por que?

    ResponderEliminar