GOB BC

lunes, 20 de julio de 2015

Palco de Prensa : La deplorable realidad.

Jóvenes se manifiestan en la ciudad de México en demanda de espacios para la educación superior.

Por : Gilberto LAVENANT
La organización civil “losciudadanosqueremos”, realizó un estudio sobre la educación superior en Baja California, que muestra claramente la deplorable realidad de los bajacalifornianos. Una realidad que no perciben los políticos, que siguen regateándose el poder, entre unos y otros, y que exhibe la insensibilidad, la incapacidad y negligencia de los gobernantes.  
El título del estudio, que empezaron a circular en días pasados, es el de : “La educación superior en Baja California : insuficiente cobertura y rezago educativo”. Colaboran, Joaquín Díaz Martínez, Virgilio Muñoz, Victor Manuel López Alvarez y Manuel del Postigo.
Los políticos, constantemente pregonan que el gasto en educación, es una de las mejores inversiones, presumiendo que los conocimientos logrados en las aulas, incrementan y potencializan las oportunidades de progreso y bienestar de las ersonas. En la práctica, se quedan cortos. No pasan del simple discurso. La realidad es otra totalmente distinta.
En una apretada síntesis que hacen, observan, entre otras cosas, que en esta entidad, solamente el 18 por ciento de los jóvenes, entre 19 y 23 años, están inscritos en educación superior, y cada año, son rechazados 26 mil estudiantes, que solicitan ingreso a instituciones de educación superior.
Por lo tanto, advierten que, en educación superior, el Estado no está respondiendo, en términos de equidad, a los retos del desarrollo, pues se ubica en el vigésimo tercer lugar de cobertura, con respecto a las demás entidades del país.
Tan solo la UABC, deja de atender a 19 mil 879 estudiantes, o sea el 32.2% de los que solicitan su ingreso. No se requiere de mucha imaginación, para suponer qué es lo que pasa, con esos jóvenes que no logran ingresar a educación superior y que ven frustrados sus sueños de superación y sus aspiraciones por mejores condiciones de vida.   
Y esto, sin considerar, que muchos de los que si ingresan a la UABC, tarde que temprano desertan, pues requieren laborar para cooperar en el sustento de sus familia. Lo que es peor. Muchos de los que concluyen estudios superiores, con título en mano, no obtienen empleo o se dedican a actividades ajenas por completo a su profesión.
En una reflexión inicial, señalan que : “La educación, es el mejor camino para superar las condiciones de vida de los individuos y garantizar el desarrollo de Baja California y del país”.

Hacen hincapié en que : “Si reconocemos la validez de esta premisa, estaremos de acuerdo en la importancia que tiene el acceso y la permanencia de los jóvenes en la educación superior”.

“Sin embargo, -observan- esta condición en nuestra entidad, no constituye una oportunidad efectiva para muchos jóvenes en la edad correspondiente, tanto por razones de la desigualdad educativa, en niveles precedentes, que hacen que sólo un reducido grupo demande la educación superior, como por la insuficiente oferta, por parte de las diferentes instituciones públicas, que tienen bajo su responsabilidad proporcionar este servicio”.
Y describen la escalera descendente de la población escolar. Explican que de 100 alumnos que ingresan al primer año de primaria, sólo 31 egresan del bachillerato. De quienes solicitan inscripción en la educación superior, en Baja California, sólo son aceptados 44 de cada 100, lo que significa que 26 mil que solicitan su ingreso, 26 mil son rechazados anualmente.
En atención a esto, considerando la cobertura por el grupo de edad correpondiente. Solamente el 18 % de los jóvenes entre 19 y 23 años, están inscritos en educación superior.
Manifiestan que : “La gravedad del problema que representa la reducida cobertura en Baja California y en el país, es un tema de la más alta importancia, por el impacto que tiene en las estructuras social y económica, y que exige, para su solución, un conjunto de políticas educativas y programas de acción, encaminadas  a corregir la tendencia negativa que existe entre la oferta y la demanda de educación superior”.

Luego de múltiples observaciones y comparaciones de la realidad educativa bajacaliforniana, con la de otras entidades, señalan que una de las principales propuestas, sobre este tema, es ampliar la cobertura de educación superior, pero no de manera arbitraria, o sea no abrir espacios por abrirlos, ni tampoco el crear instituciones públicas que no cumplan con los niveles de calidad requeridos, ni tampoco autorizar la apertura de instituciones particulares, que operan como simple negocio, a través de una oferta de estudios limitada y una infraestructura  por debajo de los requerimientos aceptables.

 En otra parte del estudio, subrayan, que : “La paradoja, entre una política nacional, que restringe el ingreso a carreras de corte tradicional y, por otro lado, la anuencia de las autoridades locales que facilitan la creación y operación de establecimientos educativos particulares, que ofertan los mismos programas restringidos, pero con bajos estándares de calidad”.              

   Luego se cuestionan : ¿Qué nos preocupa? Y responden : “Tenemos un sistema educativo inequitativo, que al dejar a muchos jóvenes sin tener acceso al conocimiento superior, se coloca con índices de cobertura por debajo de la media nacional”.

La deplorable realidad educativa de Baja California, muestra claramente la insensibilidad, incapacidad y negligencia de los gobernantes.
                                                                                                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario