GOB BC

lunes, 20 de junio de 2016

PROYECTO ESCUDO CAPACITÓ A LA POLICÍA MUNICIPAL PARA PREVENIR ENFERMEDADES GRAVES POR CONTACTO CON JERINGAS

Colaboración entre la Universidad de California San Diego (UCSD) y la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM)

QPBC Tijuana, B. C., 20 de Junio de 2016.- Con el Proyecto Escudo, resultado de la colaboración entre Universidad de California San Diego (UCSD) y Secretaría de Seguridad Pública (SSPM) de Tijuana, 1 mil 800 policías municipales están ya capacitados para prevenir enfermedades graves por tener contacto con jeringas que usan personas adictas al consumo de enervantes.

En representación del alcalde, doctor Jorge Astiazarán Orcí, el encargado de despacho de la SSPM, José Luis López Medina, felicitó a los graduados y afirmó que el Proyecto Escudo, en el que también participó la Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos, es aplicado por la Policía Municipal de manera efectiva y con magníficos resultados.
Enfatizó que “en Tijuana está en riesgo constante la salud de nuestros policías,  debido a que en su trabajo cotidiano está en cercanía con personas que usan drogas y que al ser inspeccionadas suelen llevar herramientas o utensilios contaminados, como jeringas, con los que el oficial puede tener contacto y contraer enfermedades graves como hepatitis C o VIH Sida”.
Por su parte Jaime Arredondo Sánchez Lira, miembro del Proyecto Escudo por la UCSD, explicó que es un programa binacional de educación policial que promueve la reducción de prácticas riesgosas que eleven la probabilidad de contraer infecciones transmitidas por vía sanguínea.
Inició en 2012 con dos objetivos: intercambiar estadísticas para un proyecto de investigación de la UCSD que involucra el uso de drogas inyectables en Tijuana, con la visión de la Policía Municipal; y la necesidad de un curso de capacitación para enseñar a los policías temas de salud ocupacional.
Dijo que existe la posibilidad de que al revisar a un detenido, un  oficial pueda ser contagiado de hepatitis C o VIH Sida al tener contacto con una jeringa infectada.
Las encuestas tienen que ver con conocimientos, actitudes y comportamiento sobre las enfermedades ya mencionadas, ley sobre narcomenudeo y reducción del daño en la ciudad.
La capacitación incluyó a casi la totalidad de la fuerza operativa de la corporación. Posteriormente habrá seguimiento a 500 policías en el transcurso de dos años, con encuestas cada dos y cada seis meses, para constatar que los conocimientos que se les impartieron siguen vigentes a través del tiempo.
Por último, señaló que la idea de invitar a representantes del gobierno federal mexicano como Centro Nacional para la Prevención del VIH/Sida, Instituto Nacional de Psiquiatría y Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, es poder replicar este modelo en otras partes del país donde se sabe que existen problemas similares al de Tijuana en este aspecto.