GOB BC

domingo, 12 de julio de 2015

Palco de Prensa: En leña verde.


    
Por : Gilberto LAVENANT

Este sábado 11 de juio, por la mañana, fue un día demoniáco. Cuentan, que era temprano, 8 de la mañana, y que olía a azufre. Era la Sala de Cabildo del XXI Ayuntamiento de Tijuana, presidida por el Dr. Jorge Astiazarán Orcí.

Para algunos de los ahí presentes, de manera figurada, obviamente, al centro de la reunión, en la que participaron los Regidores, Secretario General de Gobierno, Síndico Social y Síndico Procurador, además del Alcalde, había una hoguera con leña verde.

Los integrates del Cabildo, estaban endemoniados. Querían quemar  al exalcale priísta, Carlos Bustamante Anchondo, en primer lugar, y al Síndico Procurador, Arturo Ledezma Romo, en segundo.

Al primero, por el serio conflicto de las luminarias. Durante su administración, puso en marcha un programa, dizque para modernizar el sistema de alumbrado público, que constaba de 63 mil luminarias.
Extraña o curiosamente, para ello, Bustamante celebró un contrato de arrendamiento, por un período de unos 16 meses, con un costo total de 140 millones de pesos, que casi pagó en su totalidad, antes de que se instalara una sola luminaria, que al final de cuentas, prácticamente no sirvieron para nada. La mayoría se fundieron, apenas instaladas. Desde entonces, la ciudad permanece casi en penumbra.

El problema es que el asunto quedó entrampado. Pagadas e inservibles las luminarias. Pero, además, el contrato, casi imposible de exigir su cumplimiento, o de rescindirlo.

La Consejería Jurídica del XXI Ayuntamiento, a cargo del Lic. Gerardo Herrera, junto con el Secretraio de Desarrollo Urbano, Roberto Sánchez, luego de dialogar con los representantes de la empresa que instaló las luminarias, encontraron la posibilidad de finiquitar este asunto, mediante un convenio. Bajo el principio aquel que advierte que “más vale un mal arreglo, que un buen pleito. Intentar la solución, por la vía judicial, podría prolongarse 10 años o más y con serios riesgos de un fuerte costo para el gobierno municipal.

El XXI Ayuntamiento en pleno, acordó realizar un programa de emergencia, para resolver este tema, de una vez por todas. Para ello, por unanimidad de los integrates del Cabildo, facultaron al Alcalde Jorge Astiazarán, para que en ejecución de dicho programa, localice, convenga, contrate y resuelva el problema de las luminarias. Se dice que el proyecto de convenio con la empresa Sola Basic, ya está listo para la firmas. Que solo faltaba la autorización del Cabildo.

Pero eso no fue precisamente el motivo de la endemoniada de los integrantes del Cabildo. Todos iban con la intención de quemar en leña verde, al causante de este problema, el exalcalde Carlos Buastamante. Se dice que el de las luminarias es una de las mayores irregularidades del XX Ayuntamiento. No lo quemaron, no por falta de ganas, sino porque no estaba ahí presente.

El coraje les alcanzaba también para quemar al Síndico Procurador, Arturo Ledezma Romo, pues la mayoría considera que no ha hecho nada, para deslindar responsabilidades y sancionar a los presuntos responsables. Así es que, además de insistir en las irregularidades del tema de las luminarias, la mayoría miraba de manera inquisidora al funcionario.

Uno de los más incisivos, lo fue el Síndico Social, Bernabé Esquer, quien advirtió que no se puede dar vuelta a la hoja. Sobre todo, porque desde 2013 se denunciaron las irregularidades respecto a este asunto, sin que la Sindicatura Procuradora haya dado respuesta.

En especial, destaco la desaparición de unas 40 mil luminarias, sustituidas por nuevas, pero que podían ser utilizadas en colonias periféricas, parques o jardínes, y que desaparecieron misteriosamente. Que se dice fueron asignadas a las delegaciones municipales, pero los titulares niegan haberlas recibido. Incluso, que evidentemente hubo truco en la elaboración de las supuestas actas de entrega-recepción.

Todos observaban al Síndico Procurador, a quien corresponde investigar las irreguaridades del tema de las luminarias, que supuestamente no ha hecho nada al respcto y de quien se sospecha que protege al exalcalde Bustamante Anchondo. Cualquiera diría que, en silencio, el Sindico decía para sí : trágame tierra. Incluso, que en cualquier momento huiría despavorido.

Para extrañeza de los presentes, por primera vez, desde que trascendieron las irregularidades del asunto de las luminarias, el Síndico hizo un posicionamiento al respecto. Bastante amplio y claro, por cierto. Diríamos que “agarró el toro por los cuernos”.    

                 
Confesó, que el asunto ha sido un dolor de cabeza, desde el inicio de la administración de Astiazarán, pero puntualizó que no había dicho nada al respecto, porque se tuvo que realizar una minuciosa investigación.

Sin embargo, aseguró que no le va a temblar la mano, para fincar responsabilidades, a los funcionarios del XX Ayuntamiento, encabezado por el priísta Carlos Bustamante. Que a partir de la próxima semana, tendrán que comparecer ante la Sindicatura Procuradora, pues  tales funcionarios, hicieron muchas cosas malas, pero que él no va a meter las manos por nadie. Que no puede tapar el sol con un dedo.

Fue tan claro el posicionamiento del Síndico Procurador, que todo indica que Bustamante Anchondo, y varios de sus colaboradores, en especial la exSíndico Yolanda Enríquez, pronto tendrán que pagar los platos que rompieron durante su gestión. Ver para creer.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario