GOB BC

domingo, 12 de julio de 2015

Lo acusan de tener relacion con el Cártel Arellano Félix: y le quitan su pension






Tijuana.- En el año 2005 el nombre de Martín Melgoza Torres circuló en diversos medios informativos del país, pues se le señalaba como uno de los integrantes del Cártel Arellano Félix (CAF).
Hoy, 10 años después pide que el gobierno limpie su nombre pues esa “farsa” -como la llamó- ha provocado que le quiten su pensión y se le cierren oportunidades laborales, en entrevista con Agencia Fronteriza de Noticias (AFN), Melgoza Torres.

Señaló que desde 1998 trabajó en diversas empresas reconocidas del país, así como en áreas gubernamentales, sin embargo en agosto de 2005 su vida comenzó a cambiar, en el año 2002 trabajó en una farmacia conocida de la ciudad en donde junto con el gerente.

 Quien lo invitó- a formar una asociación civil para facilitar las pensiones y liquidaciones de los trabajadores, sin embargo esta asociación nunca estuvo en funcionamiento pues no fue registrada en Hacienda, no pagó impuestos ni realizó cobros.

Seis meses después decidió renunciar y entró a trabajar en el Ayuntamiento de Tijuana teniendo una “vida normal”, hasta que una mañana -en el mes de agosto de 2005- sus compañeros de trabajo le alertaron sobre el hecho de que en algunos medios impresos su nombre había sido publicado, junto con el de otras personas que dijo que no conocía, y que se les relacionaba como integrantes del Cártel Arellano Félix.
 
En ese momento contrató a un abogado para saber qué se podía hacer, pues estaba seguro de no tener relación con ese tipo de personas, ni tampoco de problemas con las autoridades, sin embargo se vio obligado a pedir su liquidación en su empleo pues no podía trabajar en el gobierno, al ser señalado por actos relacionados con narcotraficantes.

El Gobierno Federal en aquel entonces le confirmó que él no tenía delitos en su contra, por lo que ya no lo mencionaron como integrante del CAF, sin embargo en Estados Unidos sus datos continuaron registrados en la “lista negra” así como el de la asociación civil que conformó durante su estancia laboral en la farmacia.

Después de dos meses de buscar al gerente de ese establecimiento y de estar bajo investigación del gobierno, decidió pensionarse pues no podía encontrar trabajo en ningún lugar, por lo que abrió una cuenta de cheques para recibir el dinero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que por ley le correspondía por varios años de trabajo.

Todo marchaba con normalidad, recibía sus pagos y vivía tranquilamente pues ya le habían dicho que no tenía relación alguna con los hermanos Arellano Félix, sin embargo sin motivo alguno ni explicado, el banco Scotian Bank con el que tenía su cuenta, le notificó que ésta sería suspendida por órdenes de la directiva nacional.

Para saber lo que ocurría acudió a las instalaciones del IMSS en Tijuana, ubicadas sobre bulevar Agua Caliente, en donde le exigieron que demostrara por qué le habían cancelado la cuenta, pero no tuvo respuesta.

Por más de dos meses aproximadamente intentó abrir nuevas cuentas en otros bancos, sin embargo se lo negaron por “estar relacionado en algo”, hasta que logró hacerlo en Banorte la cual estuvo funcionando hasta el año 2014.

En ese año nuevamente, por órdenes de la dirección general su cuenta le fue cancelada sin explicación alguna, por lo que acudió de nueva cuenta al IMSS, donde informó lo que había sucedido en años anteriores y por cuatro meses lo estuvieron investigando.

Luego de este tiempo le llamaron para decirle que todo estaba bien, que le pagarían su pensión a través de ventanilla hasta enero de 2015, sin embargo se atrasaron en el pago y se lo dieron hasta el mes de febrero.

Todo marchaba bien hasta el mes de julio del año en curso, en donde se percató que como él, también había más personas que sin motivo aparente dejaron de recibir sus pensiones.

Indicó que su caso lo atendió Héctor Romero Márquez, quien es encargado del departamento de Prestaciones Económicas del IMSS ubicado frente al Grand Hotel Tijuana, el cual, dijo, no le ha solucionado el problema, sino al contrario solamente lo ha dejado en dudas pues le dice que por el momento será difícil darle su pensión a pesar de contar con un documento del propio Instituto que lo respaldaba por la situación legal en la que se encontraba.

Martín Melgoza actualmente vive de su pensión y pide a las autoridades mexicanas y estadounidenses limpiar su imagen, pues no le parece justo que solamente por "parecerles" sospechoso salga en la “lista negra” de Estados Unidos.

Según el portal www.personasdeinteres.org, Melgoza Torres se encuentra en la lista de la Oficina del Control de Activos Extranjeros del Departamento de Tesoro de Estados Unidos (OFAC), y lo mencionan como miembro de la red de lavado de dinero del Cártel Arellano Félix.

En 2005 se le vinculó con las empresas Farmacia Vida Suprema, S.A. de C.V. y Servicios Administrativos y de Organización S.C., a las cuales renunció en el año 2002.

No hay comentarios:

Publicar un comentario