GOB BC

domingo, 8 de noviembre de 2015

Expediente Político: La confrontación……….

Vox Populi Vox Dei






















Por.- Alfredo Calva

Reunión de comerciantes 

Cuando un gobernante no escucha de manera sistemática las voces discordantes de los ciudadanos, generadas por la aplicación incorrecta o indebida de acciones que lastimen el interés común y por ende, afecten la vida pública, la sordera gubernamental solo puede desembocar en un solo punto, la confrontación.
El alcalde rosaritense, Silvano Abarca Macklis, se encuentra en el umbral de una confrontación directa con integrantes de los sectores productivo, comercial y residencial, que se encuentran radicados y asentados en la zona de mayor actividad de estos, conocida como sector 1 de la zona Rosa Rito,  por su empecinamiento de colocar en ella parquímetros electrónicos para el usufructo compartido con una empresa privada de 2760 cajones para estacionamiento vehicular.

Los inconformes a la imposición pretendida de Silvano, lo fundamentan en algo simple, la situación económica de Rosarito no es buena, si bien es cierto que empieza a tener una ligera recuperación después de casi una década de recesión, en la actualidad solo sería un inhibidor para los radicados en la zona y los potenciales clientes la colocación de los parquímetros.

Sin embargo, la caprichosa y retadora razón del primer edil para la ejecución de un proyecto cuyo origen se encuentra cimentada en la corrupción, es el de dar ordenamiento y control en la circulación y estacionamiento vehicular de la zona, sin considerar ningún detalle técnico, administrativo y financiero, prevaleciendo solo las opiniones de quienes tienen el interés económico de lograr sustanciales prebendas con la implementación de la acción, entre ellos algunos regidores encabezados por el representante del PRD, Max García.

Es tal la ambición de los implicados directos, los indirectos son aquellos funcionarios a quienes se les exige que vayan elaborando las factibilidades a modo para dar sustento ¨oficial¨ al proyecto con tufo de corrupción, no les permite observar la barbaridad jurídica que quieren cometer.

Fingiendo que se desconoce que ya existe una concesión en ese sentido otorgada en la administración municipal de Antonio Macías, y ratificada durante el gobierno de Hugo Torres. 

Que si bien, en la gestión de Javier Robles, se hizo el intento de ejecutar la concesión al colocar la empresa algunos aparatos, el gobierno municipal los detuvo y obligo a su retiro, lo que finalmente termino en una demanda judicial, que hasta el momento se desconoce su estatus jurídico.

Y corroboran con sustancial alegría los acuerdos corruptos en los que se encuentra asentado el ingente deseo de implementación por parte de Silvano Abarca y asociados, por su intencionalidad de otorgar la concesión de forma directa a la empresa INVERTRAN S de R.L. de C.V., violando los requerimientos existentes en reglamentación para tales efectos.

Y, en ambos aspectos se desconoce hasta el momento, por no existir declaración alguna sobre el tema, la postura del Síndico Procurador, Tomas de la Rosa.

En ambos bandos la actividad es intensa, mientras los futuros afectados se reúnen para concertar acciones de protesta y defensa, en el ámbito gubernamental, el regidor Max García y su asesor de cabecera se entrevistan con los representantes de la empresa INVERTRAN para conocer de los aspectos técnicos de los aparatos que se intenta instalar, pero en especial, para establecer el mecanismo de cobertura económica de los altos costos que tendrán el edil y su consultor, durante el arduo proceso de consenso y convencimiento entre los regidores que no se encuentran convencidos de las bondades del proyecto lo que podría traducirse en votos negativos en el cabildo y por ende, de su no implementación.

Tal parece que el asunto no tendrá buen fin, los sectores que se sienten futuros afectados, tienen la firme convicción de no permitir la imposición gubernamental, buscaran todos instrumentos legales que están a su alcance, que son muchos, para impedir la realización del capricho de Silvano Abarca.

Por su parte, el alcalde Abarca ha externando públicamente su intención de colocar los parquímetros en la zona con el objeto de dar orden al tránsito vehicular e ingresos económicos a las arcas municipales, con una clara advertencia a los opositores que no lo podrán impedir y que no le van a ganar.
Ya lo veremos.

Esto apenas inicia.

Ironía………..

Es que, un ¨acérrimo partidario¨ de la democracia diga que, los partidos políticos son insustituibles.
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario