GOB BC

miércoles, 8 de julio de 2015

Palco de Prensa: Los candidatos comúnes.

            


Por : Gilberto LAVENANT
Definitivamente, eL caso de Jaime Rodríguez, “El Bronco”, como candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León, está preocupando seriamente a las dirigencias de los diversos partidos políticos, al grado de que están pensando seriamente en “juntar sus canicas”, o sea los votos duros de cada partido, para garantizar el triunfo de alguien afin a todos ellos y tratar de evitar que les gane un tercero ajeno, y bronco.
Y es que no pueden olvidar, que Jaime arrasó con los mejores “gallos” del PRI y del PAN. De los demás, ni se diga. Los preparativos serían, para las próximas elecciones de gobernador, alcaldes y diputados locales, en el 2019. Seguramente oyen pasos en la azotea.

Para ello, el diputado José Alberto Martínez Carrillo, del Partido Nueva Alianza, propuso la adición de un capítulo IV a la Ley de Partidos Políticos del Estado, mediante la cual se establezca un mecanismo, que permita a los partidos, postular candidaturas comunes, para la elección de gobernador, diputados de mayoría y planillas de ayuntamientos.
El legislador explica, que los partidos políticos tendrán derecho a postular candidaturas comunes, para la elección de gobernador, diputados de mayoría y planillas de ayuntamientos, para lo cual estarán obligados a suscribir un convenio, que deberán presentar,  para su registro,  ante el Consejo General, hasta cinco días antes del inicio del período de registro de candidatos de la elección de que se trate.
Este punto, no lo incluyeron en la pasada reforma electoral y desean hacerlo ahora que aún es tiempo.
Es evidente la enorme desesperación y la preocupación, de que en los comicios para la gubernatura, les ocurra lo que a los políticos neoleonenses. Estaban tan seguros y a la hora de la hora, El Bronco los dejó “chiflando en la loma”. Bueno, en el Cerro de la Silla.
Y es que una derrota electoral, de ese nivel, es una nómina enorme. Si pierden, también pierden el voto duro para las siguientes elecciones.
Y no solo eso. Corren el riesgo de que los sucesores, les exijan cuentas, y como siempre meten la mano donde no deben, seguro les fincan responsabilidades y los refundan en la cárcel.
Podría decirse que solamente falta que aprueben la propuesta de los candidatos comúnes, que seguramente está siendo avalada por el propio gobernador Kiko Vega.
Aunque también falta algo muy importante, que encuentren candidatos que tengan nivel de competitividad, para hacer frente a posibles candidatos independientes.   
Ojalá que el ejemplo de El Bronco, aliente a muchos bajacalifornianos a participar en política, fuera de la partidocracia. Por la libre. Que al cabo sí se puede.  
Sin embargo, es importante destacar, que los principales obstáculos, para quienes desean participar en las elecciones del 2016, y más adelante, en las del 2019, son, por una parte, entender las reformas electorales, que en algunos aspectos son absurdas y drásticas.
Por la otra, que la personalidad de quienes ostenten las candidaturas, sean acordes a lo que la ciudadanía reclama. Honestidad. Franqueza. Transpariencia. Experiencia y proyecto social, cuando menos.     
De nada sirven, o de muy poco, los candidatos comúnes, si se trata de “cartuchos quemados”.  Si tienen la cola tan larga, que cualesquiera se las pisa. Ni aunque contraten a Memo Rentería, el mercadólogo político de los panistas.
Una sugerencia : a todo aquel que aspire a competir por un puesto de elección popular, capacítenlo. Que vaya a la escuela, donde le enseñen qué es la política y para qué sirve, socialmente hablando.
Resulta absurdo, que los partidos políticos recluten a cualquier que se les pone enfrente, y que en su mayoría llegan a ser meros analfabetas políticos, como ocurrió en los pasados comicios.
Es relativamente sencillo, ostentarse como crítico del sistema. Pero no cualquiera hace propuestas serias y contundentes. Viables o factibles.
Sin pretender o aspirar a ser científicos de la política, todo aquel que participe en política, requiere al menos tener sentido común, que no es tan común como parece.
Por cierto, algo que muchos aún no alcanzan a digerir, es la redistritación electoral, que en principio generará confusiones. Quienes se llamen políticos, ya deberían estar estudiando todos estos temas.
Ya no deben adherirse o sumarse a una contienda política, nada más para abandonar las filas del desempleo. Si en algún partido los invitan, que al menos los capaciten.
En la política, no debería haber lugar, para simples aprendices. En todo caso, que se sumen como auxiliares, no como protagonistas principales.
Lo ideal sería, que todos los candidatos, fuesen líderes sociales. Individuos que sean capaces de construir y que no lleguen tratando de satisfacer ansias de poder, la codicia o el mero exhibicionismo. Lamentablemente, hay una sequía crónica en política. No hay mucho que valga la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario