GOB BC

SE ACERCA UN NUEVO ORDEN MUNDIAL SIN DIOS

SE ACERCA UN NUEVO ORDEN MUNDIAL ALEJADO DE DIOS

lunes, 12 de septiembre de 2016

REALIZAN SSPE Y PGJE DEMOLICIÓN DE ¨PICADERO¨

Se encontraba a escasos metros de escuela secundaria
        Contaba con años de abandono


   
ENSENADA, B.C., a 9 de septiembre de 2016.Autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública de Baja California (SSPE) y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), procedieron a la demolición de un inmueble abandonado en la colonia Márquez de León.


La Directora del Centro de Prevención del Delito de la SSPE, Lidia Fernanda Rivera Pérez, explicó que en atención a la solicitud y beneficio de residentes de dicha comunidad, se procedió a la demolición de un inmueble en estado de abandono que, por sus características, era clasificado como “picadero”.

La demolición se realizó en coordinación con autoridades de la PGJE, elementos de la Patrulla Juvenil BC, y con ayuda de residentes de la avenida Manuel M. Ponce, donde el citado ¨picadero¨ fue refugio de malvivientes y personas adictas por más de 8 años.

También participaron alrededor de 100 maestros y alumnos de la Escuela Secundaria Técnica Número 70, ubicada a escasos metros del inmueble derribado, quienes se mostraron contentos y agradecieron a las autoridades estatales por derribar el predio, acción que permitirá a los alumnos dirigirse con tranquilidad a la escuela.

Cabe destacar que en lo que va de 2016, dicho plantel ha sido atendido por la SSPE con pláticas preventivas, así como la aplicación de 3 ¨Operativos Mochila¨ en coordinación con el Sistema Educativo Estatal (SEE) y apoyo de las unidades K9 de  corporaciones policiales de los tres órdenes de gobierno.

El Operativo Mochila más reciente se realizó esta semana en 12 aulas dicho plantel, donde alrededor de 400 alumnos del turno matutino fueron capacitados para evitar sean víctimas de las adicciones, descartar posesión de armas prohibidas, concientizar del riesgo de caer en el vandalismo y  consecuencias de conductas anti sociales como la práctica del grafitti.   

Estas acciones promueven desde temprana edad la participación ciudadana, fomentan  la cultura de preservación de entorno, unión de residentes y denuncias que permiten mantener el orden.