GOB BC

domingo, 24 de enero de 2016

Confidencial Político


Por Enrique Méndez / Bibi Gutiérrez


Es frecuente que, al estar frente a interlocutores que desea impresionar, el ex delegado de la secretaría de Economía, DAVID SAÚL GUAKIL, platique, con tono conmovido, la forma en que, mediante esfuerzo y trabajo, pasó de ser un humilde comerciante que vendía ropa en un 'Swap Meet', a convertirse en un acaudalado empresario.

Y en esa charla, GUAKIL habla de cómo arreglaba, el mismo, los cierres de la ropa que vendía, entre las muchas tareas que hacía en ese afán de crecimiento.


Ese cuasi cuento de hadas, sin embargo, se halla distante de una realidad mucho menos dulce y bastante más cruda, pero que siempre resultará buena evocar, para dejar claro quién es quién y cómo lo ha llegado a ser.

En todo lo relatado por GUAKIL, una cosa es cierta: Los cierres tuvieron mucho que ver en la prosperidad que tiene.

Sin embargo, no eran los de la ropa que vendía.


Cuando era un simple comerciante, GUAKIL conoció a WILLIAM YU KONG y, junto con este, idearon un negocio mucho más lucrativo que la venta de ropa en un tianguis.


Ambos se dieron cuenta que la prostitución movía una cantidad exorbitante de dinero en Tijuana y, prestos, se insertaron en el negocio.


Pronto, el éxito y el dinero que GUAKIL jamás alcanzó como vendedor ambulante, lo empezó a obtener en su calidad de proxeneta, al lado de su socio, sin importarle, como se volvió costumbre en él, sobre qué o quién hubiese que pasar.


GUAKIL salió así del 'Swap Meet' y se convirtió en ese empresario refinado y decente que empezó a codearse con la alta alcurnia tijuanense.


Un empresario capaz de acariciar, un día cualquiera, lo mismo a su familia que a una de sus 'muchachas'.


Jovencitas, casi siempre traídas desde el sur de México, que llegaban a Tijuana a vivir un infierno, bajando cierres y cierres de sus 'clientes', en un interminable rosario infernal, del cual se enriquecía GUAKIL.


Chicas que merecían otro futuro, muchas de las cuales fallecieron con los años a causa de enfermedades contraídas en ese devenir, tan lucrativo para GUAKIL, quien, cada mañana, se perfumaba con el dinero obtenido por ellas.
Los cadáveres de esas jóvenes son los que guarda el próspero "empresario" en su clóset, cuerpos sin vida a los que metieron en una bolsa, a los que un forense les subió el cierre de una bolsa mortuoria, en infausto camino hacia una fosa común.
Y aunque GUAKIL quiera cerrarle el paso a esa historia, es menester que salga de la oscuridad, para retratar de cuerpo entero al hombre que hoy se viste de honradez y esfuerzo, tratando de acallar las sombras del pasado.

POLÍTICA PUTREFACTA
El siguiente es un texto enviado vía electrónica a este espacio de análisis, por considerar que tiene sustento en su contenido, se agrega a la columna, Confidencial Político, pero además se publica en el portal,periodicobajacalifornia.info


Aunque diga misa, el ex Alcalde BUSTAMANTE no pudo recuperarse de su estatus de quiebra y aumentar al doble o triple sus riquezas en tan poco tiempo, curiosamente, en lo que duró como gobernante, ¡y eso que no cobraba! ¿Qué tal si hubiere cobrado? Y presuntamente robó poco porque tiene solamente un brazo, ¿qué tal si hubiere tenido los dos?


Antes de asumir la Presidencia Municipal de Tijuana CARLOS WALTERIO BUSTAMANTE ANCHONDO tenía todos sus negocios en números rojos, hasta el Gran Hotel y la armadora y reparadora de aviones Matrix, porque Tijuana perdió desde hace casi tres décadas de sus soñados flujos de turismo, y en el segundo negocio porque aerolíneas “quebraron” y las refacciones y combustibles subieron de precio a las nubes. Estaba Bustamante incluso hasta vendiendo algunas de sus propiedades.
Eran muchísimos millones de pesos que tenía en pérdidas el empresario tijuanense, y su recuperación económica no se puede explicar de otra manera más que con la corrupción que imperó y campeó en su régimen de gobierno municipal, a pesar de que donaba su sueldo de Alcalde. Si no, ¿de qué otra manera se puede explicar que sin percibir sueldo como Alcalde, y supuestamente él sin agarrar nada de dinero de las obras, tuviera dinero no solamente para recomprar sus propiedades, entre ellas el Hotel Conquistador, recapitalizara sus negocios del Hotel, la empresa Matrix, empoderara sus nuevas empresas de bienes raíces, e incluso tuviera hasta para invertir en un Casino?


El casino Arenia no fue una ocurrencia de los últimos dos años, sino de mucho antes, y una buena parte de la inversión surgió de la lana que se clavó el BUSTAMIENTE de los recursos federales para el proyecto de la Ruta Troncal 1.


Échenle pluma: para empezar el proyecto de la Ruta Troncal le mandaron a BUSTAMIENTE más de 400 millones de pesos, y lo que invirtió en el Puente JUAN OJEDA ROBLES, cerca del Hospital General y camino a la Buena Vista, no llegó ni a 30 millones de pesos, porque tenía solamente el levantamiento de carpeta asfáltica, emparejado (echado a perder por lluvias), y algunas “dalas” y “castillos”, pura obra en ciernes.


Como quien dice, BUSTAMIENTE no hizo nada del puente OJEDA ROBLES, y quien realmente hizo toda la obra fue el actual Alcalde Jorge Astiazarán, que tardó casi seis meses para conseguir de nuevo el financiamiento del Gobierno Federal, porque la otra lana se había “perdido”; y no se perdió de que hubiera regresado el dinero a la Federación, por obra inconclusa, sino porque la constructora hizo muchos alegatos y con argucias legaloides se quedó con la lana, de la cual obviamente le dio por lo menos la mitad a BUSTAMIENTE.


La misma Regidora MARÍA DOLORES “CUQUITA” LUGO JIMÉNEZ, dijo recientemente en una conferencia, de un grupo de periodistas, que BUSTAMANTE tiene en su conciencia 1 millón 800 mil pesos “tirados a la basura”, por lo del elevador para discapacitados en Palacio Municipal, que hasta la fecha no sirve, y claro, también los 140 millones de pesos de las luminarias inservibles de Sola Basic, y muchos otros millones de pesos más de otros conceptos.


De acuerdo a denuncias que en su oportunidad presentaron los regidores ERDWIN AREIZAGA URIBE y CLAUDIA RAMOS HERNÁNDEZ, hubo otros 25 millones de pesos que Bustamante desvió de programas de apoyo a discapacitados, pues se pidió ese dinero para un fondo con el cual se contrataría a 800 personas que padecen alguna discapacidad, y nadie sabe lo que sucedió con ese recurso.
Y como antes indicaba, también lo que se clavó de la lana que enviaron del Gobierno Federal para la Ruta Troncal.


Aparte, durante tres años estuvo cobrándoles “cuota de protección” o “cuota de piso” a más de 200 vendedores ambulantes de la Zona Centro, a través de la Dirección de Reglamentos Municipales, y a través de su operador político en la Secretaría General de Gobierno Municipal, OBED SILVA, hizo también mucha lana de “cuotas de protección” a bares, antros, discotecas, table dance y demás “giros negros” para que se mantuvieran abiertos las 24 horas, las horas que quisieran, según se “mocharan”.


A todos traía lázaros el BUSTAMIENTE, haciendo lana a lo bruto; y por supuesto, cobraba sus comisiones de todas las obras autorizadas, claro está, “inflando” presupuestos.


Ahí están algunas de las muchas pistas de las transas de BUSTAMIENTE, y ahí están varias denuncias que el actual Síndico corrupto, ARTURO LEDESMA ROMO, le “tapa” a BUSTAMIENTE, porque está “mochándose” machín con el Cínico Desprocurador.


Si le hacen una auditoría seria a BUSTAMANTE, lo meten al bote, a la cárcel, a las rejas. Nomás que no la hagan los diputados a los que tiene “comprados”.
Y esto es solamente la punta del iceberg.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario