GOB BC

martes, 30 de septiembre de 2014

Palco de Prensa: Con la soga al cuello.




 Por : Gilberto LAVENANT
A unos meses de concluir su gestión, deja el cargo el 27 de enero del 2015, el Rector de la Universidad Autónoma de Baja California, Felipe Cuamea Velázquez, saldrá en peores condiciones que en las que entró.

El proceso de su designación, fue sumamente accidentado. Pero al fin y al cabo, fue un asunto interno, que por el cúmulo de irregularidades, trascendió a la opinión pública.

Hoy, el Organo Superior de Fiscalización del Congreso del Estado, lo ha exhibido como un pésimo administrador de recursos públicos. No solamente se detectó que incurrió en serias irregularidades, sino que salió a la luz pública, que invirtió en la Bolsa Mexicana de Valores, 150 millones de pesos, sin estar facultado para ello.

Luego se dijo, que en las actividades bursátiles, la UABC tuvo utilidades y pérdidas. Después se aseveró que eran mayores las utilidades que las pérdidas, ganando 10 millones de pesos. Sin embargo, después se precisó, que sí tuvo pérdidas. Que estas ascendieron a 26 millones de pesos. Y ahí “ardió troya”.

Conocida esta información, el Rector se encerró en una concha. Se negó a declarar a los medios de difusión, cuando lo cuestionaron sobre el tema. Dijo que solo lo manejaría a través de los medios institucionales, entre la UABC y la Legislatura Estatal.

Sin embargo, tratando de minimizar el asunto, se dedicó a acudir a diversos grupos, tanto sociales como políticos, para presumir los logros de su administración rectoril. Como una estrategia mediática, para que, llegado el momento en que tuviese que reconocer sus “errorcillos”, se dijera que era poca cosa ante el avance de la UABC.

Pero ocurrió, que desde la Comisión de Fiscalización del Gasto Público, se siguió insistiendo en el manejo bursátil de los recursos económicos universitarios.

Entonces, el Patronato de la UABC, que preside el Lic. Francisco Rubio, salió al quite, publicando desplegados, mediante los cuales trató de justificar la bursatilización de recursos, aseverando que las leyes universitarias lo permiten.

El Diputado Rodolfo Olimpo Hernández, Presidente de la Comisión de Fiscalización, declaró que no solamente en el 2012 detectaron actividades bursátiles por parte de la UABC, sino que también las hubo en el 2013 y actualmente en el 2014. Esto, no obstante que se le recomendó al Rector que no lo hicieran.

Evidentemente, los grados universitarios, no curan la necedad. Algo lamentable, porque el Rector, es representante y coordinador general de la UABC.     

La cuestión es que Cuamea Velázquez, envalentonado por el respaldo recibido por parte del Patronato, en lugar de reconocer que las instituciones públicas como la UABC, no pueden bursatilizar sus recursos, y acudir con los Legisladores, a tratar de enmendar sus errores, se alzó de hombros y vió con desdén a los legisladores.

Los vió, como dicen que ve Dios a los conejos, chiquitos y orejones.

Evidentemente molesto, por la exhibida que le han dado, y obviamente porque ha de pensar que Baja California está en deuda con él, por su desempeño como Rector, este inicio de semana sacó de su ronco pecho el coraje que ha venido acumulando.

Lo más grave, dijo que la Universidad, es un “botín apetecible”, en el que muchos “quisieran meter la mano y meterse hasta la cocina”.  Se supone, que lo que quizo decir, es que los políticos en general, y los diputados en particular, son unos pillos y que se lamen los bigotes, pensando en lo que podrían hacer con los 5 mil millones de pesos, que es el presupuesto anual de la UABC.

Tal vez tenga razón, pero resulta incongruente, cuando que es una verdad sabida, que, desde hace años, la UABC opera bajo el dominio de un grupo, en el que está incluído el exGobernador José Guadalupe Osuna Millán, encabezado por el exRector Alejandro Mungaray.

Que dicho grupo, es el que al final de cuentas determina quién será el siguiente Rector.

Pero eso no es todo. Los legisladores, habían citado a Cuamea, para que compareciera este martes ante las comisiones unidas de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología. Juventud y Deporte, así como de Derechos de las Personas con Discapacidad, de la Tercera Edad y Niñez, pero no acudió.

La cita era a las 11:00 de la mañana y apenas 30 minutos antes, mediante escrito, les avisó que no asistiría a la cita, bajo el argumento de que dichas comisiones no tienen facultades para citarlo a comparecer.
Aquí es donde se aplica aquello de que los vió, como dicen que ve Dios a los conejos, chiquitos y orejones.
Fue entonces, que Cuamea Velázquez, “se echó la soga al cuello”.

Todos los legisladores, ofendidos por la actitud del Rector, hablaron pestes de él.

Si alguno de ellos, llegó a pensar, en la posibilidad de sugerir que la Legislatura perdonara a Cuamea, el “errorcillo” de haber metido dinero de la UABC en la Bolsa Mexicana de Valores, ahora todos están pensando seriamente en “quemarlo en leña verde”.

Lo único que se puede decir, en descargo del Rector, y tratando de justificar su soberbia ante los legisladores, es que es el jefe de la Máxima Casa de Estudios, de donde varios de los diputados son egresados, que es todo un Doctor en Economía, un alto grado profesional, en tanto que habrá, entre quienes pretenden juzgarlo, quienes si apenas cursaron la prepa, y no están a su nivel. Y lo más importante, que él no es político y por ningún motivo se agachará ante cualquier político. ¡Fuchi…!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario