GOB BC

domingo, 24 de abril de 2016

PALCO DE PRENSA: EL TALÓN DE AQUILES.


Por : Gilberto LAVENANT

Pareciera que no hay punto de comparación, en tanto que la expresión es antigua y surge de un mito. De cualquier forma, los candidatos a alcalde de Tijuana, tanto de los diversos partidos, como el independiente, tienen un punto débil común : la comunicación.


Efectivamente, se puede decir que el “talón de Aquiles”, de los aspirantes a gobernar Tijuana, es ese : la comunicación.
Varios de ellos, por su experiencia política, otros, por su preparación profesional, y la mayoría por su experiencia de vida, tienen una idea de -más o menos- cómo gobernar Tijuana. Por ello aspiran a suceder en el cargo al Alcalde Jorge Astiazarán Orcí.
El problema que enfrentan, en estos momentos como candidatos, es que no encuentran la forma de decir, cómo gobernar. Concretamente, cómo manejar cada caso concreto. O cada problema o tema.
Algunos, como ocurre en la vida diaria, aunque nunca han tenido oportunidad de llevar a la práctica sus ideas, piensan y suponen, que es sencillo. Que podrían hacerlo mejor que los que han gobernado o gobiernan esta ciudad.
Sin duda alguna, van a tardar bastante tiempo, para comprobar que las cosas son distintas a como lo piensan. Que del dicho al hecho, hay mucho trecho. Que no es lo mismo, tomar al toro por los cuernos, que verlo desde la barrera.
Dado el estado en que se encuentran, les corresponde tratar de convencer a los electores, de que saben gobernar. Que saben qué hacer, para enfrentar los problemas de Tijuana. Con puras palabras.

Es una cuestión técnica elemental. Cómo comunicar a los electores sus ideas, y hacerlo de tal manera convincente, que les haga verse mejor que los demás.

 

Los candidatos, que por primera vez se enfrentan a esa necesidad, el dar a conocer sus ideas a otros individuos, que requieren les apoyen, votando a su favor el día de los comicios, creen que eso es sencillo.

 

Es relativamente sencillo, encontrar  a un joven que haya estudiado o esté cursando la carrera  de Licenciatura en Comunicación. En todo caso, a alguien que haya ejercido el periodismo. Para quienes redactar un comunicado o boletín de prensa, sea de lo más común.

 

Pero el lograr una comunicación, realmente efectiva, es mucho más complejo que esto. Para empezar, la idea debe ser clara, concreta y contundente. Bien estructurada. Y encontrar la mecánica o forma de hacerla llegar al mayor número de personas, en el menor tiempo  posible.

 

Además, se requiere pertinencia, actualidad, persistencia y que quien emite la idea sea conocido, a tal grado que al comunicarla, impacte a los demás. Por conocido debe entenderse que es reconocido como un experto en la materia que aborda, que su idea es digna de tomarse en cuenta.

 

Cabe observar que, tratándose de políticos, hay cierta resistencia, a escucharlos o leerlos, y por lo tanto, deben ser más claros y contundentes que el común de la gente.

 

El manejo de ideas, a base de retórica, o sea el expresarse con palabras rebuscadas o tecnicismos, poco claros, dificulta el entendimiento.

 

Se requiere sencillez en el hablar, auxiliado de modismos campechanos o expresiones populares, que son fáciles de recordar. Los “rollos” políticos, cualquiera los rechaza.


Lo ideal sería, establecer un contacto directo con los ciudadanos. Pero, como son tantos, y tan, poco el tiempo de las campañas, primordialmente deben recurrir a los eventos masivos.

Y ahí es en donde surge el problema. Para comunicar las ideas, a los que no estuvieron presentes, requieren el apoyo de comunicadores. Pero de aquellos que tengan experiencia y logren captar las ideas, conservando su claridad y contundencia. Y las transmitan íntegramente.
El otro problema que surge, en la comunicación, es que se debe recurrir a todos los medios posibles. Los medios impresos, ya no surten el mismo efecto que antes. Mucha gente no lee, o lo hace en menor número que antes. Las redes sociales, se están convirtiendo en un excelente medio de comunicación.
Lo más importante es que las redes sociales, hacen las veces y rebasan, lo que antes eran radio y televisión. Los sonidos y las imágenes comunican con mayor intensividad y efectividad.
En fin, el tiempo transcurre. Los candidatos en campaña, deben dejar la tarea de la comunicación, en manos de profesionales. Sobre todo, deben reconocer, que la comunicación, es esencial en todas las actividades. Principalmente en política.  
Pero claro, incluso los mejores comunicadores no hacen milagros. Los políticos electoreros o novatos, es muy difícil proyectarlos. Tampoco se logra efectividad con los “rolleros”. Que conste.