GOB BC

sábado, 28 de febrero de 2015

Conductor ebrio se estrella con patrulla policíaca y se dio a la fuga.

El vehículo agresor carece de registro en el país y el extranjero





QPBC Tijuana, B. C., 28 de Febrero de 2015.- Un automovilista en estado de ebriedad se dio a la fuga después de chocar contra una patrulla de la Policía Municipal, la cual quedó inservible, y lesionar a los dos oficiales quienes por fortuna están fuera de peligro.

El presunto responsable es Abraham Hernández López, conductor del Volkswagen Golf 2003, gris, placas XPW573 del estado de California pero sin registro en el padrón vehicular.

Cerca de las 23:00 horas de jueves reciente embistió a la patrulla 0467, Ford, modelo 2014, tripulada por los oficiales Edwin Montes Savalza, Jefe de la Sección Turística, y su escolta Ricardo Medrano Duarte.

 Debido al exceso de velocidad con que conducía, Hernández López no respetó la luz roja del semáforo intermitente que se localiza en el cruce de bulevar Rosario y calle Poniente, fraccionamiento Santa Fe, delegación San Antonio de los Buenos.

Ello causó que chocara contra la patrulla que se incorporaba a la circulación en la vialidad principal. El impacto fue de tal magnitud que el frente de la unidad policiaca quedó deshecho; el motor se apagó y los oficiales no pudieron seguir al responsable, quien se alejó del lugar con velocidad aún mayor.

Solicitaron apoyo y llegaron refuerzos, lo que permitió localizar el vehículo agresor, abandonado frente al predio número 31 de la calle M. Díaz.

El carro tiene el frente averiado, lo cual da la certeza de que es el que conducía el agresor. En el interior había varios botes de cerveza llenos y vacíos además de documentos que revelaron la identidad del propietario.

Posteriormente fue remitido al Ministerio Público del fuero común en vía de denuncia, para que se aboque a la localización y captura del presunto culpable tanto de los daños materiales como de las lesiones que presenten los policías.

Es preciso anotar que el auto que conducía Hernández López carece de registro, y por lo tanto carece de seguro nacional o extranjero.

En aparente estado de ebriedad este individuo destruyó el patrimonio que adquiere el Ayuntamiento con los impuestos que pagan los ciudadanos responsables.




No hay comentarios:

Publicar un comentario