GOB BC

lunes, 11 de julio de 2016

TIJUANENSES CANTAN LAS MAÑANITAS A LA CIUDAD, POR SU 127 ANIVERSARIO

El alcalde Jorge Astiazarán indicó que esta ciudad pertenece a las familias que nacieron aquí y a quienes llegaron de distintos lugares del país, para construir un municipio que progresa día con día
 



 
Tijuana, B. C., a 10 de julio de 2016.- El presidente municipal, doctor Jorge Astiazarán Orcí, encabezó el festejo por el 127 Aniversario de la Fundación de Tijuana, en donde cientos de familias cantaron las mañanitas a la ciudad para reconocer el esfuerzo de hombres y mujeres que hicieron posible la construcción de una región próspera.
 
En el evento, organizado por la Asociación Unidos por Tijuana en las instalaciones del Parque Teniente Miguel Guerrero, el alcalde Jorge Astiazarán estuvo acompañado por la presidenta del Patronato DIF Tijuana, Elia de Astiazarán, quienes resaltaron las características de los ciudadanos que día con día mejoran las condiciones de vida en esta frontera con arduo trabajo y dedicación.
 
“Tijuana es una comunidad fundada por personas que nacieron aquí o que llegaron de distintos estados del país, felicidades por pertenecer a una localidad fronteriza en donde destacan sus habitantes de buen corazón, que migraron a esta tierra de oportunidades para aportar su conocimiento y entusiasmo”, expuso el primer edil.
 
Como parte del festejo, Astiazarán Orcí entregó una placa conmemorativa al presidente de la Asociación Unidos por Tijuana, Ricardo Fitch García, por su compromiso al enaltecer los valores y tradiciones que han forjado a ciudadanos de bien.
 
Durante su intervención, Ricardo Fitch agradeció a las familias que acudieron a recordar el trabajo de las personas que hicieron posible formar una metrópoli que crece diariamente, así como por fomentar la identidad tijuanense. Posterior al acto protocolario, cientos de familias cantaron las mañanitas a la ciudad, partieron el tradicional pastel y presenciaron fuegos artificiales y números musicales.
 
A la ceremonia también acudieron funcionarios municipales, el Cónsul General de Estados Unidos en Tijuana, William Ostick; así como residentes de la zona, entre otras personalidades.