GOB BC

jueves, 28 de julio de 2016

CRIMEN ORGANIZADO O POLICÍAS MUNICIPALES, “LA EXTORSIÓN FALLIDA”



Para vengar el atrevimiento de un ciudadano honesto de publicar un video donde señala  las atrocidades que practican policias al mando de Juana Najar arremeten contra su domicilio.


De la Redacción del Semanario ABC
QPBC TIJUANA.-  Les presentamos una crónica más de la forma en que se manejan los oficiales corruptos de la policía municipal de Tijuana, siendo esta una de las corporaciones más corruptas y señaladas por el abuso de poder, que siembran droga, torturan, y  extorsionan,  violando los derechos humanos y las garantías individuales de quien tiene la mala suerte de  atravesarse en su camino sin que nadie los detenga.


El sábado 9 de julio siendo las 3:30 pasas de la mañana, el C. Enrique Urbina, dueño de un negocio de  pizza de nombre “Mangiamos” ubicada sobre  la calle mexicanos del Infonavit Latinos, además colaborador  del semanario ABC, viajaba por la Av. Reforma acompañado de Gilberto Santana y Víctor Sánchez, los tres en la parte delantera de la panel blanca, fueron interceptados por una unidad de la policía municipal, porque no traía  el cinturón puesto.

Posteriormente les indicaron que harían una revisión de rutina, y entre la inspección los oficiales le dijeron a Enrique Urbina:

 “Tú eres el bueno de las maquinitas traga monedas”.
A lo cual él les contesta: 


_  No sé de qué hablas.

_  No te hagas, respondió el oficial.  

_  Si te refieres a las maquinitas que están en mi negocio, no son mías respondió Urbina, yo solo las  rento. 


_ ¡No te hagas pendejo tu eres el bueno y te vamos a chingar!, contesto uno de los elementos policiacos.


En ese momento  al lugar arribo otra unidad patrulla, con una mujer uniformada  siendo esta,  la supervisora encargada de turno 0-15  Juana Najar, y los oficiales decidieron presentarlos con el juez calificador,( ojo) sin haber violado en ningún momento el bando de policía y buen gobierno, pero en el trayecto, fue detenido en tres ocasiones para tratar de sacarlo de la bronca. 


Ya que como en la revisión se dieron cuenta que  traía en su poder 10,000 pesos, (producto del día de trabajo), en la primera detención rumbo a la delegación,  le pidieron 5,000 pesos, y más a delante después de negarse, le bajaron la tarifa a 3,000, como no accedió, fue presentado ante el juez que arbitrariamente ordeno fueran remitidos los tres a las celdas en la cárcel pública municipal.  


 Allí fueron obligados a pagar una multa de 9,000 pesos sin argumentos sólidos, quedando claro que por la infracción de conducir sin el cinturón ya no era. 


El señor Urbina al día siguiente fue entrevistado por un reportero local y relato los abusos que sufrió en manos de los elementos municipales en un video, el cual fue subido en redes sociales. 


Al saber esto la supervisora Juana Najar muy molesta, anduvo indagando si en verdad eran trabajadores del semanario ABC.


Para después de 9 días de la primera detención  del Sr Urbina y sus empleados, un grueso grupo de policías regresaron a las 02:33 de la madrugada con un convoy de patrullas de una forma anticonstitucional a acosar al Sr Urbina en su propio domicilio que también funge como negocio de Pizzería,  lanzando todo tipo de amenazas y queriendo forzar la puerta de entrada al domicilio en venganza por el video que circula en las redes sociales.


Un vecino llamo al 066 reportando la agresión que estaba sucediendo en un domicilio de su comunidad indicándole que en efecto la ubicación del PGS tenía varias unidades concentradas en un mismo lugar pero ningún reporte u orden que tuviera conocimiento.

Al percatarse por medio de los radios los elementos policiacos de que el C4 tenía conocimiento de su acto criminal emprendieron la retirada.




La pregunta está en el aire y la tendrán que responder el director y el encargado de despacho de la SSPM de Tijuana. 


¿Para qué querían entrar? ¿Para detenerlo? despues  ¿cargarlo con droga?

Y de esa manera consumar su venganza. 


Con el pretexto de las maquinitas tragamonedas (que el mismo gobierno municipal ha dejado proliferar ya que representa una importante entrada de billete libre de impuestos que aun colecta Bernardo Padilla ex secretario de gobierno ahora diputado electo).


Resulta que estos elementos policiacos celosos de la seguridad de los tijuanenses son mutantes porque ya no son preventivos y hoy se dedican hacer la labor de la PGR, o mejor dicho lo que la procuraduría general de la república no hace. 


Ellos lo quieren investigar, obviamente para para extorsionar con todo lujo de violencia amenazas y acoso a manera de presión.



Las unidades 0651, 0659, 5048 quedaron grabadas en video a las 02:35 de la madrugada del día 18 de Julio del 2016  y las demás no se ve el número ya que los oficiales muy violentos a su estilo gritaban desde afuera maldiciones, (el negocio cuenta con cámaras de seguridad), pero ellos como unos delincuentes, al percatarse de estas bajaron la palanca que alimenta el domicilio de la luz eléctrica. 


Mientras tanto la familia completa se despertó y asustados, la esposa, un hijo adolecente, y su menor hija de 5 años preguntaba ¿qué pasa papá?


El adolecente preguntaba que si entrarían a la casa y ¿qué pasará papá?

¿Cómo se atreven a  violar la tranquilidad de una familia?, por un delito que no existe, de sobra se sabe que el tema de las máquinas tragamonedas está fuera de su competencia, por que compete a la PGR, queda claro que  la extorsión era su objetivo.


video
Video Cortesia Daniel del Puerto Robles



El síndico procurador Arturo Ledesma Romo se comprometió atender el caso y tomar cartas en el asunto, ya que refirió que la oficial Juana Najar ya cuanta con varios señalamientos, de la misma forma se presentó una denuncia ante la procuraduría de los derechos humanos, en la Sindicatura Municipal y en el ministerio público del fuero común,  estas denuncias quedaran asentadas para evitar posibles ataques a la integridad física por parte de estos cuidadores del orden. 


Elementos corruptos que  con sus finas prácticas y artimañas de sembrar evidencias, han mandado a la cárcel a mucha gente inocente que no tiene como darles el dinero que les piden prueba fehaciente de sus intenciones es que al querer entrar por él,  le gritaban al propietario de la pizza, que el vende droga y que es el bueno de las maquinitas. 


Soy un hombre de trabajo y me gano la vida comenta Enrique Urbina, tenemos toda la confianza de que las autoridades tomarán cartas en el asunto.


Como el señor Urbina no tiene enemigos hace responsables de cualquier cosa que le pase a él o a su familia a la Oficial Juana Najar y a los elementos que la acompañaron en el ataque que sufrieron en el seno de su hogar.


Sobra decir que urge una verdadera investigación de estos reprobables hechos, así como una profunda limpieza de elementos corruptos de la SSPM de Tijuana y saber bajo la protección de quien se atreven a violar los derechos fundamentales que dicta nuestra carta magna, estipulados en el Art. 1ero,  y 16 de la: 


CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS 

Derechos de los cuales gozamos todos los mexicanos y que nadie puede estar por encima de ellos, que a la letra rezan:


Artículo 1o. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.


Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.


Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley.


Art. 16 º Nadie podrá ser molestado en su persona, domicilio, papeles o posesiones a menos que sea con la justificación de un mandamiento escrito de la autoridad competente que motive la causa legal de su procedimiento.


Ante su claro actuar fuera de la ley como el abuso de autoridad y la violación de los derechos fundamentales tendrán que responder estos elementos.