GOB BC

miércoles, 18 de enero de 2017

KIKO CORRIGE



   

 * Kiko, corrige
    * Peña, necio
    * Inconformidades
    * Las cárceles
    * Aún hay tiempo

Confidencial Político
Por Enrique Méndez Alvarez / Bibi Gutierrez

La decisión del gobernador FRANCISCO VEGA, de suspender el cobro por placas nuevas a miles de vehículos en Baja California, sencillamente es muestra del sentido común que ejerce el mandatario en momentos en los que la ciudadanía exige sensibilidad social.
Aunque al que no le beneficia esto, es al secretario de Finanzas del Estado, ANTONIO VALLADOLID, primero porque habrá menos dinero en las arcas a su mando y segundo porque se especula que tenía negocio privado con las nuevas placas.
Sin embargo, el jefe del Ejecutivo, tiene en puerta otras determinaciones que asumir en breve, a fin de tranquilizar la turbulentas aguas que provocó el incremento al costo de combustibles y energía eléctrica, de parte del gobierno de ENRIQUE PEÑA NIETO, apenas iniciado este año.
Lo de la supuesta privatización y aumento en el costo de conducción de agua, tiene a los bajacalifornianos muy enojados, y en espera de que la administración estatal, suspenda las acciones en este sentido.
 
Suspender el cobro por el cambio de placas de automóviles, es un acierto, pero aún falta que KIKO VEGA, diga letra por letra, que sucederá con lo de la nueva Ley de Aguas.
También es vital, como lo ha dicho la ciudadania, debe ser el gobernador de Baja California, lidere la causa social que obligue a la federación de recular sobre el costo de los combustibles y energía eléctrica.

GESTIONES
Es cierto que FRANCISCO VEGA, ha elevado su voz desde la Comisión Nacional de Gobernadores, promoviendo que se reconsidere la reciente elevación en precio de gasolinas y luz eléctrica, pero la gente, que es la que manda, opina que la actitud del mandatario, debe ser más enérgica y contundente.
El hecho de que cuando menos 10 mil personas griten a KIKO VEGA, que deje el gobierno, es prueba de la indignación ciudadana, pero esto solo puede ser la muestra de que hay mucho que corregir.
Al entrar en su cuarto año de su administración, el gobernador VEGA, tiene que considerar que el tiempo de cumplir compromisos, se le va agotando y que la voz del pueblo le grita en toda la entidad, que hay fallas que aún pueden resolverse.

SIGUE PROTESTAS
Pero al que parece que las complicaciones van en aumento, es al presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, pues medios de comunicación de nivel internacional, sobre todo en Europa y Estados Unidos, le pronostican al PRI, un irreversible golpe frente a las urnas en el ya próximo 2018.
Lo peor de este escenario, de acuerdo a los politólogos internacionales, es que el electorado repudia lo mismo al PAN que al PRI, con lo que se da como viable, que la izquierda ocupe la presidencia del país.
El vaticinio tiene fundamento, considerando que tanto Acción Nacional, con VICENTE FOX y FELIPE CALDERÓN, dejaron un sabor a hiel, durante los 12 años que ocupan la primera magistratura de la nación.

Del Partido Revolucionario Institucional, que se puede decir, luego de que el actual presidente de México, parece empecinado en sepultar las escasas posibilidades de que el tricolor siga en Los Pinos.

ESCÁNDALOS
También es verdad que gobernadores fugitivos, prisioneros, o en funciones, han desacreditado a los partidos políticos de los que emanan, ahí están por ejemplo, del PRI, el convicto, MARIO VILLANUEVA, de Quintana Roo y HUMBERTO MOREIRA, de Coahuila, preso en Europa, lo mismo que el panista PADRES de Sonora, sujeto a proceso en una cárcel de alta seguridad, o el perredista que va que vuela para los mismos rumbos, GRACO RAMÍREZ, de Morelos. 
Pero el que si haría historia, en este sentido, es ENRIQUE PEÑA NIETO, que como ningún otro mandatario mexicano, es señalado de actos de corrupción, al termino que a lo largo y ancho del país, se exige deje el cargo y sea sometido a juicio, tanto penal como político.

COLOR DE HORMIGA
Como dice el Filosofo Oso, la situación se va poniendo color de hormiga, y peor se pondrá si el presidente del país, se obstina en su soberbia y ambiciones, pues ya son millones los que amenazan que antes de fin de mes, saldrán a las calles a gritar su descontento y exigencias de justicia social.

Mientras tanto en Baja California, KIKO VEGA, como midiéndole la temperatura al horno, busca disminuir la presión social, hay quienes le apuestan que lo logra rápido, otros creen que conforme pase el tiempo, se complicaran las cosas en lo que resta de este sexenio estatal.